LAS PRESTACIONES DE LOS AUDIFONOS: el gran avance en la audición

15 de March del 2016

De la misma manera que dos coche iguales en marca y modelo, pero con distinto motor funcionan diferente; dos audífonos que parecen iguales por fuera, en su interior pueden funcionar de manera muy distinta. Esto es debido a las prestaciones que cada audifono ofrece al usuario. 

Estas prestaciones permiten analizar el sonido con mayor precisión para poder transmitirlo al oído mucho más limpio y fácil de entender. Las prestaciones, entre otras cosas, reducen los ruidos molestos, mejorar la calidad del sonido, localizar mejor quien está hablando o le aportan cierta inteligencia artificial a los audífonos para que tome decisiones prediseñadas.

Las principales prestaciones de los audífonos son:

Sistema de compresion:  Es la prestación encargada de aportar entendimiento a los audífonos, sobretodo a los pacientes con presviacusia (falta de audición asociada a la edad).

Automatización: Permite a los audifonos regular su volumen en función de la intensidad de sonido. Si nos hablan suave, los audífonos aumentan el volumen; mientras que si nos hablan fuerte, dejan de hacerlo de manera automática.  

Velocidad de compresión: Permite modificar la velocidad de los procesos de los audífonos para adaptarlo a cada patología auditiva.

Direccionalidad: Crea un radar de sonidos que le permite al audífono detectar de donde procede la fuente sonora. Una vez detectada, los audífonos amplifican el volumen de esa zona para entender mejor el mensaje.    

Memoria de datos: Los audífonos guardan datos sobre cuantas horas los lleva el paciente o que tipo de ambientes sonoros frecuenta (ambientes ruidosas o tranquilos). Estos datos ayudan posteriomente al audiólogo a su adaptación.

Antifeedback: Es el sistema que tienen los audífonos para evitar los pitidos molestos que se producen espontaneamente o cuando nos acercamos la mano. Lo que hacen es emitir un sonido en contrafase que anula el feedback.

Gestores de ruido: Se encargan de captar, clasificar y reducir los ruidos ambientales que podrían dificultar la comprensión. Por ejemplo, el ruido de los coches, el del viento, el de los ventiladores, o el barullo de un bar.   

Sincronización Binaural: Esta prestación permite a los audífonos conectarse sin cambles y compartir información. De esta manera, si intetamos escuchar a alguien por un lado, mientras que hay ruido por el otro, los audífonos se encargan de aumentar el volumen de las palabras y bajar el de los ruidos. 

 

CONCLUSIÓN

Las prestaciones de los audífonos son un gran avance dentro del mundo de la audiología. Nos ayudan a mejorar las adaptaciones, reducir los ruidos y en definitiva, conseguir una mayor comprensión de las palabras. 

 

Toda esta información está respaldada por estudios clínicos científicamente probados.